Bruno Mars arrasa en los Grammy


Bruno Mars fue el triunfador de los premios Grammy, al llevarse los gramófonos más importantes: canción del año por That’s What I Like, así como grabación y álbum del año por 24K Magic, tercer disco del hawaiano, en total, obtuvo seis galardones, pues se llevó también los de mejor interpretación de R&B (That’s What I Like), mejor canción de R&B (That’s What I Like) y mejor álbum de R&B (24K Magic).

Se impuso a Despacito, de Luis Fonsi y Daddy Yankee, así como a 4:44, de Jay-Z, entre otros. Por cierto, los puertorriqueños presentaron aquella popular pieza en la gala, inyectando sabor latino a la entrega, en la que destacó Kendrick Lamar, pues obtuvo cinco galardones y abrió el espectáculo con una actuación de alto contenido político.

Lamar, de 30 años, sumó sus premios en las categorías de hip hop (mejores: disco de rap, video musical, interpretación, canción de rap e interpretación de rap), en las que el favorito era Jay-Z, con un total de ocho por su aclamado 4:44, álbum muy personal, en el que pide disculpas a su esposa Beyoncé por su infidelidad.

Despacito, primer tema en español en 30 años nominado al Grammy a canción y grabación del año, se fue con las manos vacías, pese a ser uno de los éxitos globales más grandes de todos los tiempos y a que su video tiene más de 5 mil millones de vistas en YouTube.

El anfitrión, James Corden (conocido por su programa The Late Late Show y su sección Carpool Karaoke), dijo en broma que nunca había oído antes la canción y que Luis Fonsi y Daddy Yankee deberían llevarla a la radio.

En la ceremonia, la poderosa actuación de Kesha y el llamado de Janelle Monae a luchar contra el abuso sexual y la discriminación en el mundo de la música pusieron fin a la apatía de la industria frente al movimiento #Time’s Up.

En tanto, Cyndi Lauper, Camila Cabello, Julia Michaels y Andra Day acompañaron a Kesha en el escenario para interpretar Praying, que esta última dedicó a #MeToo.

Asimismo, estrellas que incluyeron a Lady Gaga, Miley Cyrus y Ne-Yo portaron rosas blancas en la alfombra roja, en muestra de solidaridad.

Otros ganadores de la noche fueron los grupos LCD Soundsystem, The War on Drugs y The National, que obtuvieron los premios a mejores discos de música para bailar, rock y alternativa, respectivamente.

La mejor nueva artista fue Alessia Cara; la mejor actuación pop individual se entregó a Ed Sheeran, quien también ganó por el mejor álbum de pop vocal.

El mejor álbum, electrónico fue 3-D The Catalogue, de Kraftwerk, y la mejor actuación de rock, You Want It Darker, de Leonard Cohen.

Estados Unidos “fue construido por soñadores y para soñadores persiguiendo el sueño americano”,dijo en la entrega la joven cantante Camila Cabello, quien pidió que los dreamers no sean olvidados.

Cabello, nacida en La Habana de madre cubana y padre mexicano, presentó a la banda U2, que tocó en una tarima instalada en medio del río Hudson cerca de la Estatua de la Libertad, símbolo de la inmigración en ese país.