Vagaba por las calles estudiante reportado de ser víctima de secuestro policiaco


Un joven menor de edad, estudiante de una preparatoria de la UNAM y de quien se decía había sido víctima de desaparición forzada por la policía de la ciudad de México apareció vagando por calles del estado de México y fue entregado a sus familiares a 5 días de iniciada su búsqueda.

El menor Marco Antonio Sánchez Flores, fue reportado en redes sociales como desaparecido luego de que se difundiera su foto cuando era detenido en una estación del metrobús capitalino, sus compañeros denunciaron que había sido víctima de una desaparición forzada, en tanto que la misma UNAM solicitó su presentación a las autoridades capitalinas, sin embargo su familia inició su búsqueda hasta dos días después de que no llegó a su domicilio.

Según el informe del gobierno de la ciudad de México, el pasado 23 de enero policías en motocicleta recibieron la solicitud de un automovilista quien refirió que el estudiante le había solicitado dinero y al no darlo fue agredido, ante la intervención de los uniformados el joven corrió e ingresó a una estación del metrobús donde fue detenido, posteriormente fue trasladado al lugar de la denuncia donde ya no se encontraba el afectado por lo que fue dejado en libertad.

Sin embargo la foto de su detención tomada por pasajeros del metrobús fue difundida profusamente en redes sociales y luego de que se supo que el joven no había regresado a su casa, se difundió la versión de que estaba secuestrado por los propios policías que lo habían detenido.

Incluso se convocó a una marcha para exigir su presentación, misma que se realizó el pasado domingo, y su caso provocó protestas de precandidados del PRI y Morena así como de la aspirante independiente Margarita Zavala, en tanto diversas dependencias del gobierno de la CDMX emitieron una alerta amber y ordenaron su búsqueda por los medios disponibles.

Con apoyo de cámaras de videovigilancia se elaboró un informe que fue presentado a medios de comunicación donde se da testimonio de su primera detención, en los días siguientes se le observa caminar por calles del estado de México, cercanas al lugar de su detención inicial y el sábado se le aprecia con conducta errática en la parte alta de un puente peatonal.

En este último lugar fue nuevamente detenido, ahora por uniformados del EDOMEX y llevado ante un juez calificador, donde nuevamente termina liberado, posteriormente se le ve deambular por calles con actitud desorientada, algunos medios de comunicación reportan que la madrugada del domingo participó en una riña en un negocio de tacos.

Finalmente y tras un reporte ciudadano fue localizado en el fraccionamiento Los Álamos, en el municipio de Tlanepantla, de la misma entidad y asegurado para ser entregado a sus familiares, antes se le realizaron exámenes médicos y psicológicos y se investiga si los elementos que se vieron involucrados en sus diversas detenciones no se apegaron a los protocolos de ley.