México y potencias automotrices se reúnen ante el plan arancelario de EU


Canadá, Corea del Sur, Japón, México y la Unión Europea (UE), se reunirán en Ginebra este martes para acordar una estrategia común para responder a la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones de autos y autopartes, dijeron funcionarios familiarizados con las conversaciones.

La reunión, convocada por Japón y la Unión Europea (UE), se realizará en Ginebra, Suiza, adonde acudirán los viceministros comerciales de Canadá, México, los países de Unión Europea, Japón y Corea del Sur para hablar sobre la amenaza de la administración de Donald Trump contra el sector automotor.

El viceministro de Comercio Internacional, Timothy Sargent, asistirá a la reunión en representación de Canadá, de acuerdo con declaraciones de un funcionario canadienses a la agencia The Canadian Press.

La industria automotriz canadiense ha advertido que las tarifas estadounidenses al sector serían devastadoras porque afectarían 160 mil empleos canadienses, mientras que algunos analistas advirtieron de una “minirrecesión”.

La administración Trump ha sido muy criticada por los fabricantes de automóviles, gobiernos extranjeros y otros mientras estudia aranceles de hasta un 25 por ciento, que podrían elevar los costos de los vehículos, perjudicando las ventas y los empleos en la industria global.

Varias potencias automotrices han conversado en los últimos días sobre sus temores y una posible respuesta coordinada a la investigación de la Sección 232 que ordenó Trump el 23 de mayo para determinar si las importaciones de autos son una amenaza para la seguridad de Estados Unidos, dijeron las fuentes.

Las pesquisas podrían completarse en unas semanas, aunque otras similares ordenadas el año pasado que dieron lugar a aranceles del 25 por ciento al acero y del 10 por ciento al aluminio, tardaron cerca de 10 meses. El Departamento de Comercio estadounidense cuenta con 270 días para ofrecer recomendaciones al presidente después de que inicia una investigación. Luego tiene 90 días para actuar.

No quedó claro de inmediato qué tipo de respuesta estarían buscando los países, aunque Canadá, México y la Unión Europea reaccionaron con aranceles de represalia a los gravámenes impuestos por Trump en marzo. Otra opción sería luchar contra Estados Unidos en la Organización Mundial de Comercio (OMC). Viceministros de estos países se reunirán el 31 de julio para intercambiar opiniones, dijeron a Reuters un funcionario canadiense y otro mexicano bajo condición de anonimato.

"El encuentro busca reunir a los mayores países fabricantes para que podamos discutir nuestras preocupaciones sobre la investigación de la Sección 232 del Departamento de Comercio de Estados Unidos sobre automóviles y autopartes", dijo el funcionario canadiense.