Morena cometió fraude a la ley al desviar recursos de fideicomiso de damnificados: INE


El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó sancionar con 197 millones de pesos a Morena por irregularidades detectadas en la construcción y operación de un fideicomiso destinado a damnificados del sismo de 2017, según el organismo, este mecanismo se convirtió en un esquema de financiamiento paralelo, con aportaciones y retiros ilícitos de dinero en efectivo que impidió seguirle la pista.

Estamos ante una conducta que tiene nombre: fraude a la ley, y el fraude siempre implica dolo, acusó el consejero Ciro Murayama. Cuestionó la violación de la ley y las reglas del fideicomiso que estipulaban en principio no recibir dinero en efectivo, pero que al final, de los 78 millones de pesos captados, 44 millones llegaron por esta vía. Tolerar esta conducta implicaría fracturar las reglas del juego limpio, permitir la opacidad y el uso de cantidades millonarias de dinero de origen desconocido, dijo.

Sin desvirtuar ninguna imputación del dictamen, deslindando a Morena de la operación del fideicomiso, el representante Horacio Duarte arremetió contra los consejeros cuestionando que algunos hayan empujado políticamente para explotar el tema antes del primero de julio; condenó las filtraciones del expediente –producto de una sesuda y apresurada investigación– en ese periodo que implicaría imputar responsabilidades legales, y amagó: tuvieron que llegar a un acuerdo interno, sé que lo van a negar, entre los que moderadamente pensaban que tendrían que aguantar frente a los duros que querían que saliera el expediente antes del primero de julio. Sabemos quiénes son, afortunadamente se les va a acabar pronto su nombramiento ante este órgano.

Ante la amenaza, acusó recibo y sus alcances el consejero presidente, Lorenzo Córdova, quien dijo que existen los canales jurisdiccionales para quienes objetan las resoluciones del INE. Acto seguido, advirtió: también están los principios de autonomía, independencia frente a los partidos políticos, con independencia de su peso y su presencia electoral y autonomía frente al poder, frente a cualquier poder, frente al poder que está, frente al poder que viene.

El consejero Marco Antonio Baños destacó que en la cláusula cuarta del contrato del fideicomiso se señala que el origen de los recursos aportados deberá tener procedencia licita y únicamente podrán ser aportados mediante cheque o transferencia electrónica. Entonces, ¿por qué hay 44 millones 407 mil pesos que fueron aportados en mil 662 operaciones en pagos de efectivo, en ingresos de efectivo?

Más adelante reviró a Duarte: me recuerda a mí a Tomás de Torquemada. Aquí nadie puede hablar si está en desacuerdo con usted y tampoco se puede establecer una responsabilidad específica en un procedimiento que claramente ha violado la ley. Lleva usted 10 años tratando de intimidarme con sus amenazas, nada más que ahora hay una situación importante, debería usted de cuidar el discurso. No es el tono en el cual los futuros servidores públicos deben hablarle a nadie, absolutamente a nadie.

Ante la reacción, Duarte matizó su discurso, sin dejar de cuestionar a Baños: nunca lo he insultado, lo he descrito, la sujeción a personajes públicos del poder político en México es pública y evidente de su parte. No se confunda, es un debate duro, nadie lo está amenazando, no se victimice de algo que no se le está diciendo; usted abrió un frente de debate que no le gusta que le contesten. No se preocupe, no hay amenaza, no hay confrontación, usted seguirá siendo consejero.

Mas allá del choque, la mayoría de los consejeros señalaron que hubo una conducta ilegal y consistente de Morena para crear un fideicomiso con fines prohibidos a los partidos. Entregar dádivas no es avalado por la ley electoral, señalaron antes de describir que hubo una inyección ilegal de recursos en efectivo al fideicomiso y un reitro de forma sistemática por militantes y personas ligados al partido, lo que impidió al INE dar seguimiento al dinero.