Puebla, la primera entidad de México en utilizar localizadores electrónicos de monitoreo


Por primera vez, la Fiscalía General del Estado de Puebla, a través de la Fiscalía de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos y el agente del Ministerio Público especializado en violencia familiar, solicitó como medida cautelar para un varón acusado de violencia familiar y lesiones, la colocación de un localizador electrónico a fin de monitorearlo durante su proceso penal. Lo anterior favorece la protección de las víctimas y evita que el sujeto se les acerque.

El 26 de febrero 2018, el imputado Mariano N., llegó a su domicilio en Puebla capital, donde agredió físicamente a su esposa, el hijo de ambos, menor de edad, trató de defender a su progenitora, no obstante, el sujeto también lo golpeó provocándole lesiones.

Debido al riesgo que corren las víctimas, se determinó que se le colocara al presunto agresor, un localizador consistente en una tobillera electrónica que le permitirá tener movilidad en el perímetro marcado por el Juez. En caso de acercarse a la zona de exclusión, se emitirá una alerta y es la dirección de Medidas Cautelares de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, la instancia que dará seguimiento al dispositivo para verificar el cumplimiento de la determinación.

Al sustentarse los delitos, la Fiscalía General solicitó y obtuvo además de la colocación del localizador, las siguientes medidas cautelares: no acercarse a la víctima, exhibir una garantía económica, recibir terapia psicológica y firma periódica ante el Juez. Se exhorta a víctimas de violencia familiar a que denuncien para que con respeto a los derechos humanos y de acuerdo a cada caso, se realicen las investigaciones a cargo de la Fiscalía.