Parlamento de los Derechos de la Naturaleza se opone al proyecto de saneamiento de Valsequillo


El denominado Parlamento Comunitario de los Derechos de la Naturaleza, calificó de preocupante el problema de la contaminación del agua que padecen los ríos que cruzan el estado de Puebla y la capital de la entidad y muy en especial el Río Atoyac y los ríos San Francisco y Alseseca, que desembocan en la presa de Valsequillo y que surten agua para el riego de la producción agrícola de la zona del valle de Tecamachalco.

No obste la gravedad, dijeron en comunicado de prensa, que mucho se ha hablado de la forma de reducir este problema y poco se ha hecho para lograr el objetivo y lo poco que se ha hecho, se ha hecho mal, poniendo como ejemplo las cuatro macroplantas de tratamiento de las aguas residuales del municipio de Puebla.

Indicaron que dicho proyecto no cumplen ni en un 30% con las Normas Oficiales Mexicanas y que en idénticas circunstancias se encuentran varias plantas de tratamiento de aguas residuales, tanto industriales como municipales, lo que ha provocado que el agua contenga un alto grado de contaminantes orgánicos e inorgánicos.

Señalaron que las autoridades federales y estatales han invertido grandes cantidades de dinero en proyectos que no son los adecuados y consideraron que la misma suerte podría tener el reciente proyecto anunciado por el Gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad, para el saneamiento de la presa de Valsequillo, del que pidieron se dé marcha atrás, sin embargo no mencionaron alguna propuesta alternativa. 

Para el mencionado parlamento no es necesario invertir en proyectos de saneamiento y bastaría, dijeron, con aplicar la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, la Ley Federal del Agua y la Ley de Agua del Estado de Puebla, sobre todo en los capítulos concernientes a vigilancia y sanciones, ya que consideran que la inversión de los doscientos millones de pesos solo servirá para contaminar más el ambiente social.