Venezuela enfrenta la peor devaluación de su historia


El presidente venezolano, Nicolás Maduro, llevó a cabo una de las mayores devaluaciones monetarias de la historia durante el fin de semana: una caída del 95 por ciento que pondrá a prueba la capacidad de una población, ya atormentada, para soportar aún más dolor.

Un posible resultado es que la inflación, que ya se pronosticaba que alcanzaría el 1 millón por ciento este año, recibirá combustible nuevo de las medidas.

Actualmente los precios están aumentando a una tasa anual del 108 mil por ciento, según el índice Café con Leche de Bloomberg. Es probable que un éxodo masivo de venezolanos que huyen de la crisis a países vecinos aumente y con él tensiones y restricciones como las que se han visto en los últimos días.

La tasa oficial de la moneda pasará de aproximadamente 285 mil por dólar a 6 millones, un shock que los funcionarios trataron de compensar parcialmente elevando el salario mínimo 3 mil 500 por ciento al equivalente de 30 dólares por mes.