Peritos de Estados Unidos se suman a la investigación del percance aéreo de Puebla


Canadá ha sido el primer país que ha apoyado la llamada del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a investigadores de otros países para que se sumen a las pesquisas sobre el percance del helicóptero en el que murió la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, su esposo y ex gobernador del Estado, Rafael Moreno Valle, los dos pilotos y un asistente de él.

El anuncio, realizado por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, supone un respaldo a la petición de ayuda del presidente mexicano a otros países para evitar así cualquier tipo de sospecha sobre la independencia de las averiguaciones.

A Ottawa le ha seguido finalmente Washington, según ha asegurado el Gobierno mexicano este viernes, peritos de la National Transportation Safatey Board se unirán a las pesquisas, pese a que el Ejecutivo de López Obrador había dicho días antes que esto no sucedería por el cierre de la Administración estadounidense.

"Hubo dificultades para contactar a Estados Unidos y fue hasta anoche cuando nos dijeron que harían una excepción ante la solicitud de la Cancillería. Sin embargo, los canadienses de inmediato señalaron su disposición para apoyarnos y desplegaron ya un grupo que hoy ha comenzado los trabajos en el sitio. Harán la recopilación de las pruebas del caso en absoluto secretismo y respeto a la libertad de investigación para darnos un dictamen", ha asegurado el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, este viernes por la mañana.

Además de Canadá y EU, el Gobierno mexicano anunció que también solicitará ayuda a varios países europeos. El Gobierno de Justin Trudeau, un socio tradicional de México, a ambas naciones les une, además de la geografía, su presencia en el mayor tratado de libre comercio del mundo, el recién renovado T-MEC, ha sido el primero en dar el sí. Aún está por ver cuántos países acaban finalmente por colaborar para esclarecer lo ocurrido en Puebla.