NASA da por terminada la misión de Opportunity en Marte


La NASA ha anunciado que sus intentos de contactar con el robot de exploración marciana Opportunity no han tenido éxito, lo que supone el final de una de las misiones más exitosas al planeta rojo.

"No hemos conseguido contactar con Opportunity. Con profundo cariño y gratitud, declaramos que su misión se ha completado", ha dicho Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la agencia espacial de EE UU.

Opportunity llegó a Marte en 2004, tres semanas después que otro vehículo idéntico llamado Spirit, destinado al lado opuesto del planeta. Su misión debía durar tres meses, pero al final se ha extendido durante 15 años.

En ese tiempo Opportunity ha realizado maniobras que no se habían intentado nunca, como trepar hasta el filo del cráter Victoria, lanzarse a su interior y conseguir salir de nuevo en 2008, o quedar atascado en la arena y conseguir salir gracias a que en Tierra los ingenieros de la NASA estuvieron ensayando las maniobras con una réplica exacta del vehículo.

Opportunity y Spirit pertenecen a una clase ligera de rovers marcianos con un peso de unos 180 kilos, una longitud de metro y medio y alimentados por paneles solares. Su sucesor, el Curiosity, pesa casi una tonelada y lleva un motor alimentado con plutonio.

Una de las mayores contribuciones de Oppy ha sido encontrar compuestos químicos en las rocas que demuestran que en el pasado el planeta albergó grandes masas de agua donde podría haber surgido la vida.

La zona que exploró este vehículo fue hace millones de años "muy húmeda", "el tipo de lugar en el que podían vivir microbios resistentes, una zona habitable", ha resaltado Steve Squyres, investigador principal de la misión. Gracias a Spirit y Opportunity"hemos podido analizar las rocas más antiguas de Marte" y "observar en ellas las marcas de la presencia de agua", ha añadido.